No hay nada peor que pasar tu boda, o celebración de tus hijos, una cena de Navidad, o cualquier cumpleaños, estresada pensando en los regalos, la comida, la decoración, y un sinfín de otros detalles. A muchas de nosotras, seguro que ya nos ha pillado el toro antes de una fiesta y los nervios de que todo quede a la perfección y agrado de los invitados, nos lleva a querer que la celebración que tanto hemos planeado, se termine lo antes posible. Y quién no ha escuchado “siéntate, siéntate, relájate, que todo va fenomenal”…mientras piensas en tomar fotos, buscar velas para la tarta, y saludar a los demás…

 

Si te has sentido así alguna vez, descuida, que no estás sola. Aquí tienes 5 razones para contratar a una planificadora de eventos:

 

  1. Libertad para disfrutar de tu fiesta

Es la razón principal por la que se contrata a una party planner. Los anfitriones no se quieren perder de su propia fiesta. Tener la certeza de que todo va en orden y delegar esa responsabilidad te quitará un gran peso de encima. ¡Comer, beber y disfrutar!

  1. Experiencia de la planificadora de eventos

Puedes contar con que la planificadora de eventos sepa las últimas tendencias (colores, temas, tipo de comidas, de flores, etc) que se llevan en el momento. Te ayudará a crear un ambiente agradable con ideas innovadoras, viendo desde lo más importante hasta el más mínimo detalle.

  1. Te ahorra tiempo

No tendrás que preocuparte por cada detalle de tu actividad; tu planificadora se encargará por ti. Después de un encuentro inicial en la que la planificadora te conoce, entiende tus necesidades y gustos, y especificaciones de la celebración, sólo queda esperar a disfrutar de la fiesta. ¡Te sorprenderás de lo rápido que entiende la planner de tus gustos!

  1. Te ata, o incluso te lleva por debajo del presupuesto

Su experiencia hace que tenga una estrecha relación con colaboradores y suplidores que faciliten hacer de tus ideas una realidad. Por esto, la planner te puede orientar para que el evento se quede dentro de tu presupuesto y sea lo más económico posible. Además, ya tiene localizados los mejores suplidores del área que se ajusten a tu coste total.

 

  1. Éxito asegurado de tu fiesta

Hay cantidad de detalles que a lo mejor nunca se te ocurrirían; regalos personalizados, decoración acorde a un color o motivo en específico…¡Es tu pinterest de vida real! La planner también te podría recomendar un local que se ajuste a lo que quisieras, asegurándote siempre que a tu evento no le falte nada. Ella y su equipo pueden asistir al evento, si así lo deseas, para llevar a cabo toda la organización de la fiesta de principio a fin.